sábado, 29 de agosto de 2015

Algarve




2 semanas antes de comenzar nuestra aventura nos encontramos en la terraza de un bar las chicas, David y yo. Hablando de nuestros planes de Agosto, nos comentaron que ellas tenían pensado visitar Lisboa y después, recorrerse parte del Algarve al más puro estilo mochilero. Nada más comentarlo, se les ocurrió que podíamos acompañarlas en la aventura y nosotros pensamos ¿Por qué no?.

El plan era el siguiente, pasar 4 días en Lisboa en un hostal y después bajar al Algarve con tiendas de campaña y camping gas. El tren de vuelta lo teníamos en Huelva, la cual se conecta con la capital del Algarve, Faro, mediante un autobús. Por tanto, sabíamos que teníamos 8 días para llegar desde Lisboa a Faro, el resto del viaje saldría de la improvisación. Aventura que, a pesar de realizarse en el mismo periodo, he decidirlo dividirla en dos entradas: Lisboa y Algarve. 

Algarve

El Algarve  es la región más meridional de Portugal. Corresponde también, en su totalidad, al distrito de Faro. Tiene una superficie de 4960 km² y una población residente de 458.734 habitantes. Su capital es Faro.

El Algarve es la región más visitada de Portugal. Más de 9 millones de turistas extranjeros visitan el Algarve todos los años.

«Algarve» proviene de al-Garb (el Occidente) , ya que correspondía con la zona más occidental de al- Ándalus, lo que actualmente es el sur de Portugal




Mapa completo del Algarve








Nuestro itinerario






Día 1: Vila do Bispo: Playa de Castelejo



Tomamos un autobús a Vila do Bispo desde la estación de Autobuses del Jardín Botánico (Lisboa). El trayecto son 5 horas y cuesta 20€.










Vila do Bispo es una freguesía* del concelho* de Vila do Bispo de 1.000 habitantes muy frecuentado por surfistas en verano. En el centro urbano, a 200m de la parada de autobus, encontramos un Lidl.

*Portugal esta dividida en concelhos, municipios, que a su vez se dividen en freguesías, que serían algo así como los barrios de cada municipio.







Las playas están a algo más de 4km del pueblo. Decidimos dirigirnos a la playa de Castelejo, y nos ponemos en el arcén de la carretera que se dirige a la misma para hacer autostop. 










David y Patri tirados en la carretera

En este momento nos encontramos con Paula, una alemana de nuestra edad que viaja de este a oeste de Portugal, haciendo autostop también, con la intención de aprender a surfear en estas playas. La acogemos en nuestra pequeña familia aventurera.

Siendo 7 personas, somos conscientes de que será costoso avanzar ya que tendremos que parar varios coches. 





Por suerte, en menos de 1 hora, unos antes y otros más tarde, como fascículos de una gran enciclopedia, llegamos todos a la playa. 








Refuio de playa de Castelejo





La playa de Castelejo es una larga playa salvaje, llena de surfistas, que se conecta con la playa de Cordoama. Entre ambas, existe un mirador, donde se disfruta de ambas desde las alturas al que, por motivos logísticos,no nos dio tiempo a visitar.


Playa de Castelejo


El Algarve nos recibió gris y es que, a pesar de encontrarnos en el sur de la Península ibérica, las nubes cubrieron el cielo gran parte de la semana y las noches fueron sorprendentemente frías en la costa. 


Nada más llegar a la playa nos pusimos a cocinar con nuestro camping-gas, aunque hacia tiempo que había pasado la hora de comer.  Tras ello, estuvimos charlando con Paula y compartiendo experiencias y cervezas de manera tan amena que para cuando nos quisimos dar cuenta, las nubes se habían apartado momentáneamente, como un telón, para obsequiarnos con un estupendo atardecer mientras preparábamos la cena. 







Día 2: Sagres: Playa de Tonel y Playa de Beliche


Amanecemos encapotados, de nuevo, pero el cuerpo nos pide estrenarnos en el Oceano Atlántico. Pasamos gran parte de la mañana disfrutando de la soledad que ofrece la Playa de Castelejo, que a esas horas tan tempranas todavía no se ha llenado de surfistas.



A las 11.00 abren el pequeño Chiringuito, donde nos pegamos un buen de desayuno caliente. Tras recoger las cosas y volver a Vila do Bispo, nuevamente haciendo autostop, compramos algo en el Lidl y esperamos al autobús dirección Sagres. El trayecto es de 30 minutos y cuesta 2€.










Sagres es también una freguesía del concelho de Vila do Bispo que cuenta con 2.000 habitantes. Es famosa por haber vivido allí, de 1457 a 1460, Enrique el Navegante.

Esta situada en el punto más al Suroeste de la Península Ibérica, más concretamente este punto se encuentra en el cabo de San Vicente al que podemos visitar.

El autobús nos deja en la oficina de Información y Turismo, donde aprovechamos para hacernos con un mapa de la zona. 



Desde el municipio, parte una carretera hasta el cabo de San Vicente. A lo largo de esta carretera que recorre un acantilado de 6km de largo, encontramos las playas más bellas de la zona: la Playa de Tonel y la Playa de Beliche.

Siguiendo la carretera, a 1km, nos paramos a observar la playa de Tonel desde las alturas, como también lo hace la fortaleza de Sagres





Playa de Tonel






Tras la foto, decidimos esperar en el arcen de la carretera para hacer autostop ya que el Sol aprieta con fuerza y se ha levantado un fuerte viento que nos duplica el peso de nuestras mochilas.

Nos recogen unos curiosos portugueses que cuentan con una furgoneta envidiable y nos acercan a la Playa de Beliche,que se encuentra a 4km de Sagres.


Lorea y Aitziber son el peligro del Algarve
La Playa de Beliche es más turística que la playa de Castelejo y geológicamente muy distinta. En Sagres, comienzan a aparecer las singulares formas rocosas que encontraremos en las playas de este viaje y es que, la erosión del agua y el viento ha esculpido maravillas en ciertas zonas del Algarve.









Playa de Beliche




Playa de Beliche


Refugio de Playa de Beliche
Pasamos la tarde al Sol, en el agua y bajo ella; aunque la vista submarina en esta playa es nula. Tendremos que esperar hasta Lagoa para ver algún pez. Después de cenar, el sueño nos vence mientras disfrutamos de las estrellas.










 Día 3: Lagos: Playa de Dona Ana

Despertamos nuevamente con un día gris y nos dirigimos a la parada de autobús de Sagres. El mal tiempo no atrae a ningún valiente a la playa, por lo que no nos queda más remedio que volver andando.





Desde Sagres, tomamos el bus a Lagos, que cuesta 3€ y nos deja en 1 hora en el concelho portugués de 31.000 habitantes y de mayor aglomeración turística que los anteriores. A pesar de ello, es muy tranquilo.






En Lagos habiamos oído hablar de muchas playas por lo que decidimos pasar dos noches y preguntamos. nada más llegar, en la Oficina de Información y Turismo por un camping donde alojarnos; además de hacernos con un mapa de la zona. Lagos esta abarrotado de playas. Cerca del centro urbano se encuentra Meia Praia, una larga playa abarrotada de turistas. Más alejadas tenemos las playas de Batata, Dona Ana, Camilo, y Porto de Mós.








Tras dejarlo todo en el camping nos dirigimos a la Playa de Dona Ana, no sin antes pasar por un supermercado que hay en la calle del camping para comprar unos bocatas.Tardamos 10 minutos en llegar a la playa, donde comemos y disfrutamos de una tarde sin mochilas. 
















La Playa de Dona Ana, es pequeña. A su izquierda, existe un muro de piedras donde podemos subirnos para observar la diminuta playa do Pinhao. A la derecha, encontramos las características formas rocosas de esta zona del Algarve y un pequeño habitáculo al que se accede pasando por debajo de la roca.











Playa do Pinhao
Playa de Dona Ana

A la noche, damos una vuelta por el centro urbano, donde la música callejera y los turistas llenan las calles. 



Día 4: Lagos: Playa de Camilo, Ponta da Piedade y Playa Porto de Mós





Hoy nos espera un día ajetreado. Comenzamos la mañana tomando la larga carretera que separa el municipio de Ponta da Piedade y hacemos nuestra primera parada en la playa de Camilo, una preciosa pero diminuta playa dividida por una gigantesca roca cuyo túnel permite el paso a las dos zonas. 


Playa de Camilo





En la playa de Camilo no cabe un alfiler. Así que tras darnos un pequeño baño y realizar otro fallido intento de buceo, nos encaminamos a Ponta da Piedade, lugar donde salen los barcos que visitan las turísticas grutas de la zona.








Ponta da Piedade


No es posible bañarse, pero las vistas merecen la visita. Para bañarnos, debemos volver sobre nuestros pasos y tomar el desvío a la playa de Porto de Mós, menos bella pero más grande. Es el lugar elegido para comer y pasar la tarde soleada.



Playa Porto de Mós




Chiringuito Campimar



Al borde de la arena, descansamos del abrasador Sol tomando algo en el chiringuito Campimar, que nos sorprende por tener unos precios bastante bajos.

Al atardecer volvemos al camping para cenar y salir a conocer la noche del Algarve. Los bares están abarrotados todos los días, aunque cierran a las 04.00.


Día 5: Lagoa: Playa de Carvoeiro


Nos despedimos del camping y nos dirigimos a la estación de autobuses. Hoy nos desplazamos a Lagoa, más concretamente a Carvoeiro, una freguesía de apenas 3.000 habitantes que pertenece al concelho de Lagoa. El trayecto es de 1 hora y cuesta 3€.








Desde la estación de autobuses de Lagoa a Carvoeiro hay 6km. Existe un bus, pero hay poca frecuencia, por lo que decidimos probar suerte con el autostop y en media hora ya estamos todos en la playa.







La playa de Carvoeiro se encuentra al final de la calle principal de la freguesía portugesa que, a pesar de ser muy pequeña, esta abarrotada de alemanes y escoceses que degustan cervezas viendo fútbol en los múltiples bares que encontramos por la zona. 




En esta playa, por fin conseguimos ver peces; y la verdad es que había bastantes en las zona de las rocas. 

A la noche, había verbena a escasos 100m de donde nos disponíamos a dormir. La verdad que no fue el mejor sitio que podíamos haber encontrado, pero a partir de la 01.00 el ambiente se calmó y pasamos una buena noche.




Día 6: Lagoa: Playa de Carvalho y playa de Benagil

Nada más despertarnos nos vamos al agua, ahora tranquila, sin turistas, y llena de peces. Disfrutamos de una buena dosis de buceo.




Tras secarnos y recoger el campamento, nos dirigimos a la parada de autobus que conecta las distintas playas de Lagoa. Pero el bus no aparecía, así que  David y yo decidimos ir caminando los 6km que separan la playa de Carvoeiro de la playa de Carvalho; las chicas, con fe, esperaron la llegada del bus o la suerte del autostop.






Casi llegando a la playa Vale de Centeanes, pasó el bus, con 1 hora de retraso donde iban nuestras amigas montadas ya que, en esta zona del Algarve, no sabemos por qué, hacer autostop resulta bastante complicado. 



Playa Vale de Centeanes
En la playa Vale de Centeanes comienza una ruta de senderismo de 6km de largo que recorre los acantilados de la zona conectando dicha playa con la playa de Marinha. Entre las mismas se encuentran la playa de Carvalho (km 3), la playa de Benagil (km 4) y numerosas calas sin nombre. 








El recorrido merece la pena desde lo alto, aunque también se puede realizar desde el mar, donde encontramos numerosas ofertas para hacerlo en kayak o barco. 


Acantilados de la ruta



Playa de Carvalho

Llegamos por fin, tras una dura caminata con la pesada mochila, a la playa de Carvalho, nuestra playa favorita del viaje. Es una pequeña playa metida entre rocas donde el hombre ha esculpido un túnel para acceder a ella. Tiene una escaleras, a su derecha, desde donde puedes saltar al agua y es un buen lugar para bucear. La playa esta lejos de la civilización, pero tenemos un puesto para comprar bocatas y otro para comprar fruta, algo caro ambos.




Playa de Carvalho






Playa de Benagil

Decidimos, tras el baño, hacer turnos de tres para visitar las siguientes playas. En menos de 15 minutos llegamos, bordeando los acantilados, a la playa de Benagil, donde se esconde la famosa gruta de Benagil, a la que se puede acceder nadando si lo deseamos desde dicha playa a cambio de 5 minutos de esfuerzo. Lo único hay que tener cuidado con las incontables embarcaciones que se acercan a fotografiarla pero que ya están más que acostumbrados a esquivar nadadores.









Playa de Marinha
La playa de Marinha, nos lleva más tiempo llegar a ella. Y solo nos da tiempo a asomarnos ya que teníamos que estar de vuelta pronto.










Día 7: Faro

Nos damos un rápido baño de despedida en nuestra favorita playa de Carvalho y caminamos hasta la playa de Benagil ya que el bus parte desde aqui a Lagoa. Sin embargo, nos damos cuenta de que nos han dado los horarios equivocados y no quedan más buses a la mañana.

Las chicas consiguieron autostop relativamente rápido, pero David y yo nos quedamos 3 horas esperando. No es que no pasaran coches, sino que es una zona donde se junta gente que no lleva autostopistas. Por suerte, una pareja nos hizo hueco en su furgoneta y conseguimos llegar a la estación de autobuses.


Desde Lagoa parte un bus a Faro que cuesta algo más de 4€ y algo menos de 2 horas de trayecto. Pero no es nuestro día de suerte, y nos toca esperar bastante al bus que parte a Faro.




Entre una cosa y otra llegamos demasiado tarde a Faro y no nos da tiempo a visitar las alejadas playas de la capital del Algarve. Decidimos ir primero a merendar y luego a buscar un sitio para dormir, pero esta todo lleno, por lo que improvisamos una habitación cerca del puerto marítimo de la ciudad. 



Día 8: Huelva



Tomamos el bus a Huelva desde Faro, de vuelta a España. Cuesta 16€ y en 3 horas nos deja en la parada de autobús. Pasamos gran parte de la mañana buscando algún lugar para dormir, todo esta ocupado o es muy caro. Acabamos reservando en el Albergue Juvenil por 20€ la noche.

Tras ducharnos y organizar el equipaje del día siguiente, nos vamos de tapas al centro de Huelva


Y nos dieron las 11 y las 12... 






De tapeo por Huelva





Una increíble aventura mochilera que se me ha hecho corta y que recomiendo realizar. Repetiremos, sin duda, un viaje parecido!  







Un país en mi mochila

11 comentarios:

  1. La foto que aparece como playa Batata es en realidad Playa do Pinhao, la batata es la siguiente ya junto al muelle de Lagos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad!! En cuanto lo has dicho he caído en la cuenta. Gracias por la observación!!

      Eliminar
  2. Una amiga y yo queremos hacer este Julio el mismo viaje, pero partiendo de Huelva. Eso sí, nosotras no contamos con desayunos en chiringuitos, sino con latas, que son mas ecónomicas. Es la primera vez que vamos a hacer algo así, ¿Qué nos recomiendas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Cristina!!

      Recomendaría evitar las ciudades más turísticas: Faro, Albufeira, Portimao.. De hecho, cuanto más al Oeste vayáis menos gente os vais a encontrar (supongo que tranquilidad es lo que buscáis). En mi opinión, Lagos es el punto medio que divide las dos caras del Algarve que pudimos disfrutar. Al Oeste, Lagos deja Sagres y Vila do Bispo donde reina el ambiente surfista, matrimonios con su caravana buscando la calma y mucha facilidad para conseguir que te paren al hacer autostop; gente más abierta. Al Este de Lagos tenemos la otra variante. Si bien encontramos calas más espectaculares, también nos topamos con más aglomeraciones, niños, ambiente nocturno, infinidad de atracciones turisticas y tiendas... Según lo que busquéis, podréis moveros de un lado a otro, creo que las fotos colgadas hablan por si solas.

      En lo referente a tu comentario, decir que algunas de las playas como las de Vila do Bispo y Sagres se encuentran totalmente alejadas de cualquier supermercado, de hecho en muchas no encontraréis transporte público para llegar, por lo que haréis bien en llevar comida, cena y desayuno al lugar donde vayáis a pernoctar si no queréis echar mano del "chiringuito". Las conservas me parecen una genial opción.

      Por último, recomiendo no confiar en el buen clima del Sur. En el Algarve nosotros pasamos frío, sobretodo a las noches. Por lo que no os olvidéis unas buenas capas por si se os complica la meteorología.

      Espero haber aclarado alguna de tus dudas. Si te surgen más no dudes en responder o si lo prefieres, puedes contactar conmigo vía e-mail (gorkam93@gmail.com).

      Un saludo! Te deseo lo mejor en tu viaje aventurero!

      Eliminar
  3. ¡Hola! Mis amigos y yo hemos decidido hacer un viaje express por falta de tiempo (temas de trabajo) nos vamos la semana que viene, salimos desde Cádiz, dos noches y tres días, nosotros iremos en coche porque en tres días no da tiempo para más, pero queremos ir lo más mochilero y libre posible, es decir, acampando en playas y demás. Habíamos pensado en visitar un lugar por día, ¿qué sitios nos recomiendas tanto para visitar como para acampar con nuestras casetas?

    PD: genial el viaje, me ha enamorado!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas Chris!

      Siento contestar tan tarde. He estado de viaje todo el mes. Espero que todo os haya ido genial. Sé que ya no os servirá de mucho pero dejo la respuesta por si interesa a otro lector. Para 3 días yo dormiría en Lago Es una localidad que dispone de camping y que ofrece preciosas playas en los alrededores.

      Un saludo!!

      Eliminar
  4. QUE PUTA PASADA. Me has dado muchas ideas para organizar mi ruta, gracias!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola, estoy pensando hacer un viaje parecido, tego una duda cuando llegasteis a Lagoa donde acampasteis? Es que no me ha quedado muy claro. Por otro lado, me ha ayudado muchísimo todo. Está genial!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Cristina!

      Lagoa es un pequeño municipio con distintas playas que se pueden ver en el pequeño mapa adjunto a la explicación de lo acontecido durante esos días. La primera noche acampamos en la playa de Carvoeiro y la segunda en la de Carvalho. La primera es algo más concurrida ya que se encuentra en el centro de la ciudad, rodeada de casas. La segunda, por el contrario, esta alejada y hay que caminar algo para llegar a la misma, por lo que es muy tranquila por la noche.

      Espero que te haya servido de ayuda. Suerte en el viaje!

      Eliminar
  6. Hola, muy bonito vuestro viaje. Por lo que veo varias noches dormisteis en la playa, ¿es eso posible? ¿Cómo es la regulación en Portgual? ¿Es peligroso?

    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas, Eduardo!

      Supongo que legalmente no está permitido, pero son playas alejadas de las ciudades por lo que, no se molesta, de hecho, en todas ellas coincidimos con más gente que pernoctaba en las mismas.Eso sí, son playas bastante concurridas durante el día así que hay que intentar montar la tienda lo más tarde posible y recogerla a primera hora de la mañana junto con la basura generada, pero no vimos a nadie vigilanto/multando ni nada por el estilo. Estad tranquilos y disfrutad

      Qué tengáis suerte

      Eliminar